28 de abril de 2009

Botella al mar

Pongo estos seis versos en mi botella al mar
con el secreto designio de que algún día
llegue a una playa casi desierta
y un niño la encuentre y la destape
y en lugar de versos extraiga piedritas
y socorros y alertas y caracoles.
Seguro que llega.

4 comentarios:

aitana dijo...

Áquí llegó... una botella sellada con cera de abejas. Dejé las pieditas adentro y ahora la uso como maraca. Un beso sin tapabocas.

Itziar San Vicente dijo...

Precioso, seguro que llega :)

Itziar San Vicente dijo...

Precioso tu trabajo, me ha encantado, te linko para seguirte de cerca!

malaño dijo...

me gusto to blog y tus trabajos
muy bueno